Listado de la etiqueta: Össur

Ventajas de los liners de silicona de suspensión mediante vacío para el miembro inferior

PRIM Establecimientos Ortopédicos dispone de un amplio catálogo de liners de silicona para complementar el uso de prótesis del miembro inferior, que funcionan como sistemas de suspensión y protección del muñón mediante vacío y que comportan grandes ventajas. 

Las prótesis del miembro inferior por amputación han alcanzado una enorme sofisticación y, con el encaje adecuado, pueden proporcionar a la persona usuaria una movilidad completa. Sin embargo, lograr un encaje óptimo es fundamental para garantizar esa libertad de movimientos, pero también para evitar rozaduras y molestias. 

Teniendo en cuenta que su llegada al mercado ortésico marcó un antes y un después, hemos charlado con Alejandro Babín, jefe de área de la Zona Centro de PRIM Establecimientos Ortopédicos, para saber más sobre este tipo de liners de silicona. 

El sistema de suspensión de vacío de los liners de silicona de Össur ha sido pionero en su especie. ¿Nos podrías explicar por qué? 

seal-in-x-locking_donningLa empresa islandesa Össur fue la primera en desarrollar un sistema de suspensión mediante membrana hipobárica, patentada bajo las siglas HSM. El liner de silicona se coloca bien ajustado entre la prótesis y el miembro inferior amputado y se genera un vacío entre el sistema rígido de la prótesis y el muñón del paciente, que queda suspendido. 

Este sistema tan novedoso, que se comercializa como Seal-In®, ofrece importantes ventajas. La primera y más importante es que supone una alternativa a los sistemas previos. Por una parte, la suspensión mediante pin y el sistema de bloqueo, un tornillo que se coloca en la parte distal del liner y que se engancha en una lanzadera, que tiene un problema fundamental: debido a la elasticidad de la silicona, el liner se elonga a cada paso que da el paciente por el propio peso de la prótesis, provocando lo que se llama efecto de pistoneo. El sistema de vacío mediante membrana hipobárica disminuye drásticamente este efecto, ya que, al estar la prótesis sujeta en estrecho contacto con la musculatura del muñón, el encaje rígido apenas de desplaza.

Otra gran ventaja de los sistemas de vacío es que, al conseguir ese contacto estrecho entre el muñón y el encaje rígido, proporcionan una mejor propiocepción de la prótesis en general, ya que el paciente experimenta una mayor sensación de control.

¿Tienen alguna desventaja estos sistemas?

Efectivamente, como todo en la vida, también tienen algún inconveniente, fundamentalmente la colocación del liner. Para que el sistema funcione, la colocación debe hacerse de forma muy precisa: al introducirlo en el encaje, es imprescindible vigilar que la posición de la membrana hipobárica sea la correcta, ya que, de lo contrario, el aire se filtra y no se logra una correcta suspensión.

¿Existen liners con sistemas de suspensión en vacío distintos al patentado por Össur

Lo cierto es que existen numerosos tipos de sistemas de suspensión y cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Los profesionales de PRIM Establecimientos Ortopédicos, como técnicos ortoprotésicos, debemos asegurarnos de escoger la opción que mejor se adecúa a las necesidades y características del paciente entre todas las disponibles. Nuestra experiencia y la formación continua que nos proporcionan las compañías nos sirve de gran ayuda a la hora de decidirnos por unas soluciones u otras.

¿Podrías destacar algún otro sistema? 

Probablemente, el más conocido es el Seal-In® de Össur, pero existen otros como es el sistema Pro-Seal de Ottobock, u otros liners con membrana que funcionan por vacío pasivo. Sin embargo, los sistemas más avanzados son los que funcionan por vacío activo, como el sistema Harmony P4 de Ottobock

Este sistema es una bomba de vacío que retira de forma activa el aire que queda entre el muñón del paciente y el encaje rígido de la prótesis. El propio sistema controla el vacío para que se mantenga en unos niveles de presión negativa concretos, evitando así que se puedan generar problemas adicionales y asegurando una suspensión correcta de la prótesis en todo momento. 

¿Qué durabilidad aproximada tienen los liners? 

Esta es una pregunta compleja, ya que se consideran materiales fungibles en la fabricación de las prótesis. 

seal-in-x-locking_close-up

Al estar fabricados en materiales como la silicona, el gel de silicona, el uretano o el poliuretano, sufren un enorme desgaste en el uso diario, ya que soportan todas las fuerzas de cizalla e impacto que se generan entre el muñón del paciente y el encaje rígido de la prótesis. 

La realidad es que depende enormemente del tipo de actividad diaria que el paciente realice con su prótesis, del nivel de impacto al que la someta, el tipo de liner y el material en el que esté fabricado. En todo caso, su duración media oscila entre los seis y los nueve meses. 

Parece imposible imaginar que se pueda utilizar una prótesis de miembro inferior sin uno de estos liners, pero, al ser productos que no llevan demasiado tiempo en el mercado, ¿llegan a todo tipo de pacientes?

Este tipo de sistemas de suspensión de la prótesis mediante vacío están cada vez más extendidos entre los técnicos ortoprotésicos y, desde luego, lo están en PRIM Establecimientos Ortopédicos, ya que sus ventajas superan claramente sus inconvenientes. Además, nuestros pacientes cuentan cada vez con una mayor información propia acerca de las posibilidades que existen en el mercado.

Además, buena parte de nuestros pacientes son usuarios de prótesis desde hace muchos años y conocen perfectamente qué sistema es el que mejor se ajusta a sus gustos y necesidades, por lo que nos lo ponen fácil. 

Los sistemas de vacío pueden aplicarse a perfiles de usuarios muy distintos, desde pacientes con altas demandas por su nivel de actividad y de impacto a pacientes geriátricos, que también los encuentran cómodos, siempre y cuando se les explique detenidamente su funcionamiento y se les entrene adecuadamente en la colocación y retirada de la prótesis. 

Asesorar de forma clara y concisa al usuario de prótesis sobre las posibilidades de las que dispone, sus pros y sus contras, es una de las funciones del técnico ortoprotésico. Ofrecer al paciente un buen entrenamiento y un conocimiento profundo de la prótesis es una de las tareas a la que más cariño y tiempo dedicamos, ya que es vital para el éxito de la protetización.

Ruben Feijoo mano bionica

Rubén Feijoo mano biónica en el día a díaSe acaba de cumplir un año desde que Rubén Feijoo, un joven de 16 años de Orense, dispone de su prótesis de mano mioeléctrica i-Digits™ Quantum de Össur que le fabricamos en PRIM Establecimientos Ortopédicos. Una mano biónica que le ha permitido hacer lo que más le gusta en el mundo: pilotar aviones, de momento, en su simulador. Tras estos primeros doce meses de uso de su prótesis hemos querido charlar con él y con el técnico ortoprotésico de PRIM que configuró su mano.

Un caso con pocas opciones

Rubén tiene una discapacidad física congénita debida a una amputación parcial de la mano, en la que le faltan cuatro dedos y cuenta con parte del dedo pulgar. Antes de tener su mano biónica, nunca antes había llevado una prótesis. Tal y como el propio Rubén nos cuenta “hace años las únicas opciones que había eran prótesis estéticas o biónicas muy básicas. Además, el encaje de todas ellas me habría bloqueado la muñeca, por lo que habría perdido mucha funcionalidad. Por eso, mis padres y yo decidimos esperar unos cuantos años a que avanzara la tecnología”.

Tony Chans, el técnico de PRIM Establecimientos Ortopédicos de Coruña, que fue el encargado de fabricar y configurar la prótesis de Rubén, también confirma las dificultades que había inicialmente para protetizar al joven orensano. “En el mercado no hay demasiadas opciones de prótesis para niños y, menos, para los dedos. Cuando Rubén llegó a nuestra clínica el año pasado jugábamos con la ventaja de su madurez física, además de mental. Con 15 años Rubén medía ya 1,90 y su mano estaba suficientemente formada y sufriría pocos cambios ya en cuanto a crecimiento. Confirmamos que para su caso la mano mioeléctrica i-Digits™ Quantum de Össur era la única opción con suficiente garantía”.

Una experiencia única para paciente y técnico

La de Rubén es la segunda prótesis i-Digits™ Quantum que se fabricaba en España (la primera fue en una de nuestras clínicas de Madrid). Así que el proceso de protetización supuso una experiencia única tanto para Rubén como para Tony, nuestro técnico experto en prótesis de miembro superior de la clínica de La Coruña.

proceso protetización Rubén Feijoo mano biónicaEn el caso de Rubén, nos cuenta Tony, “lo primero que tuvimos que hacer fue encontrar las señales musculares en su mano para realizar los movimientos que ofrece la mano biónica. Esto no es tan sencillo, puesto que habitualmente las amputaciones son a otros niveles del miembro superior, pero con la predisposición de Rubén y la ayuda de los electrodos, el Bluetooth y del ordenador, lo conseguimos perfectamente”.

Realizar el encaje de la prótesis fue la parte “fácil” de todo el proceso, para pasar a la última más complicada: el diseño y montaje. “Fue más difícil por lo novedoso de montar una prótesis de estas características. Es un trabajo muy laborioso y que no sale a la primera, pero me divertí mucho montando la mano biónica, encerrado en el taller durante días, montando los cinco dedos, sus respectivos soportes y cableados, la conexión con la muñequera de la batería, etcétera”, recuerda Tony Chans, técnico ortoprotésico de PRIM Establecimientos Ortopédicos.

Todo el proceso de protetización duró en torno a unos 3-4 meses desde que se confirmó que la mano biónica i-Digits™ Quantum era la opción para Rubén. De todo el proceso él recuerda claramente que, aunque iba perfectamente informado sobre la mano y lo que podía hacer con ella, “la primera vez que la probé fue flipante ser yo el que la estaba usando”. Después vinieron las pruebas de ajuste de encaje y de funcionamiento de la prótesis, hasta que ya la tuvo en su poder.

Una mano biónica que permite mover los dedos independientemente

Una de las características más destacadas de la prótesis que lleva Rubén es cómo permite que los dedos se muevan de forma independiente, gracias al motor con que cuenta cada dedo. Gracias a ello, la mano biónica dispone de hasta 32 agarres automatizados (20 preconfigurados y 12 autoprogramables).

agarres automatizados mano biónica

“De momento no he usado los agarres adicionales. De los preconfigurados los que más uso en mi día a día son el agarre ‘pinza-gira’ con el que el pulgar se cierra y se queda en una posición fija y solo se mueve el índice, un agarre súper útil para coger cualquier cosa con precisión. También uso mucho el agarre en el que se cierran todos los dedos menos el pulgar, que es el único que permanece activo, haciendo como un agarre lateral. La pinza de tres dígitos, para coger cosas más grandes y también el modo en el que están todos los dedos activos es súper útil”, explica Rubén.

Además, los dedos soportan hasta 5 kilos de peso (20 kg en la palma) y son sensitivos, para utilizar pantallas táctiles. La mano i-Digits™ Quantum permite el movimiento libre de la muñeca, algo que para Rubén era muy importante. El control de los movimientos se puede hacer a nivel muscular, con giroscopio o vía App (con el iPod que incluye la propia prótesis).

De la pasión por los aviones a la mano biónica

Rubén descubrió la prótesis de Össur que ahora lleva gracias a su interés por la tecnología y la aviación. Le encantaría estudiar ingeniería aeronáutica y, además, sacarse el título de piloto. Por eso, una vez que consiguió su mano biónica comenzó a montar y usar un simulador de aviones y espera que todas sus horas “de vuelo” con la prótesis le ayuden en un futuro a aprobar la prueba práctica necesaria para obtener el título.

Cuando le preguntamos qué balance hace de este año usando su mano mioeléctrica biónica, no se lo piensa: “Estoy muy contento con el funcionamiento de la prótesis. Es incluso más de lo que me esperaba”.